miércoles, 5 de octubre de 2016

Juicio final - John Katzenbach

Descubrí El psicoanalista por casualidad, porque estaba en una edición especial de bolsillo tamaño biblia y a un precio muy bajo. No sabía lo bien considerado que estaba John Katzenbach en el género del thriller, pero quedé atrapada en el ritmo frenético y superó todas mis expectativas con sus giros.
Así que cuando en la Feria del libro entre tanto libro de famoso, para adolescentes o última novedad editorial (en tapas duras) vi el nombre de éste autor, decidí cogerlo y no me he arrepentido. No es comparable a El psicoanalista, pero va de menos a más y hace pasar un rato entretenido al lector.
En Juicio final nos asomaremos al corredor de la muerte y veremos qué pasa cuando un periodista entra por ahí con su grabadora, el poder de la verdad y lidiaremos con las injusticias raciales del sur de los Estados Unidos. Tomaremos partido por el preso: ¿culpable o inocente? ¿Racismo u oportunismo? A un joven negro le han sacado bajo tortura la confesión de asesinato de una niña blanca. ¿Con qué se puede pagar en el corredor de la muerte un favor?
El autor nos volverá a llevar de la mano tendiéndonos una red en la que (como en todo thriller que se precie) nada será lo que parecía en las cien primeras páginas. No es un libro que recordaré toda mi vida (para eso está El psicoanalista, que ya empieza a ser redundante en este texto) pero es perfecto para esta época en la que solo se busca una novela entretenida que te haga pasar el último tercio de la historia sin poder quitar los ojos del papel.
El protagonista de Juicio final tiene agallas, es periodista de homicidios, y se ha asomado a escenas donde otros con menos estómago no habrían podido ni echar un vistazo. Me sorprende esa valentía al meterse en el corredor de la muerte a entrevistarse con un asesino, es un personaje que el lector agradece en este tipo de novelas. A otros personajes se llega a apreciarlos a medida que pasa la novela (no voy a hablar más de la cuenta, creo que el resumen de la contraportada ya hace el suficiente daño al ingenuo lector que quiere hacerse a la idea del argumento, fastidiandole las 150 primeras páginas aproximadamente).
El final, bien pensado, no podría ser otro, personalmente yo no pensaría en un final alternativo
Así que si quieres un thriller frenético, ya sabes cual te recomiendo, aunque también he comprobado que un libro considerado peor de este autor también logra entretener al lector, con lo cual es totalmente recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario